lunes, septiembre 21, 2009

A Bid Farewell.

No sé por qué me late que probablmente este sea uno de los últimos posts que haga estando mami a la par mía. A veces quisiera pensar que si le bajaran las dosis de las drogas, ella volvería a ser quien fue. Al menos un cachito de quien era.
Ella está conmigo ahorita. Más bien yo estoy con ella, porque ella, su mente, está en una galaxia lejana. Los medicamentos, la morfina, la está convirtiendo rápidamente en un cuerpo sin vida. 

A finales de la semana pasada tuve que solicitar la incapacidad para cuidar enfermos terminales. Fue algo que quise postergar lo más que pude, tal vez como una forma inconsciente de pensar que aún quedaba esperanza o como una negación de que por algún tiempo tendría que sacrificar mi vida por la de ella. Y bueno, a fin de cuentas, ya que lo hice, no es tan doloroso (el sacrificio). Es doloroso ver el desgaste, eso sí. La dosis de morfina hubo que subírsela, y eso evidentemente hace que mami no tenga ni fuerzas ni mente para llevar una vida normal. Heme aquí escribiendo mientras ella duerme. Ya las órdenes de "trague" o "beba" se han vuelto difíciles de seguir.

Óscar, mi novio, se ha portado como un caballero. A fin de cuentas tuve que contarle porque un día me envió un correo alarmista, diciendo que me había sentido rara en el chat y que si era que no quería estar con él. En fin, que ya todo explicado, yo me sentí aliviada y él también, aunque dice que la última semana en el extranjero se le hizo eterna.

Óscar temporalmente ha trasladado sus piyamas y pantuflas a mi casa, a pesar de que sabe que tendrá que lidiar con un ambiente algo triste, con alguna que otra rabieta mía y con centenares de latas de atún, porque ambos estamos imposibilitados para cocinar (por inútiles). Al menos es un apoyo en casa, y espero siempre con ansias su regreso del trabajo.

El miércoles ma tendrá su primera visita domiciliaria de parte de la Clínica del Dolor (un lugar maravilloso, con gente maravillosa). Tengo mil preguntas e inquietudes, porque estar sola a cargo de un enfermo que se va debilitando poco a poco, no es "qué dicha", como me dice más de un conocido que llama preguntando por ella. "Qué dicha que ya la está cuidando", como si yo fuera omnipotente y tuviera la fuerza física y el conocimiento para desempeñar la labor en toda su complejidad. Y eso que creo que lo he hecho bien -hasta a inyectar tuve que aprender-, mas estoy a años luz de quedar satisfecha con lo que me toca hacer, y sobre todo, aún no logro dejar de pensar que esta es una carga que no debería tocarle a nadie solo. No hablo de apoyo moral, hablo más que todo de las cuestiones prácticas.

La carga sentimental son otros 100 pesos. No tengo el tiempo ni la fuerza para sentarme a llorar. Se me escapa entre horarios de inyecciones, las acompañadas al baño y los raticos que me quedan para recuperar energías (durmiendo). Tampoco tengo el tiempo para escuchar los lamentos de quienes -valga la redundancia- lamentan lo que está pasando. Creo que -aunque nunca puede ser al 100%- he asimilado ya parte de este proceso. No quiero tener que lidiar con los mocos y las lágrimas de quienes dicen que se van a quedar "solas" porque pierden a una confidente, cuando YO me quedo sola, no solo porque pierdo a una confidente, sino a una amiga, al amor de mi vida, a mi mamá. No puedo retroceder a ese estado. Ya tendré tiempo de volver a esa "etapa", pero no ahora. Entonces se hace agotador ese lamento de otros.

Y en fin. Creo que como ya me dijeron por ahi, estoy más bien en la etapa de "espero que esto termine pronto", tanto por mi salud como por -y sobre todo- por la dignidad del enfermo. Estos procesos te hacen cuestionar hasta a Dios, porque no entendés por qué una persona tiene que tener una final tan agónicamente largo y doloroso (ya luego filosofás de por qué igual la gente tiene que morir trágicamente, etc, etc.. mientras te bajás un buen trago de lo que sea). Pero en fin. Luego de berrinchear y caer en cuenta que ni siquiera has vuelto a rezar un Padre Nuestro porque no te nace, también caés en cuenta que las cosas inevitablemte tienen un propósito misterioso, y se dan hasta que El de Arriba quiera. Creás o no creás.

15 comentarios:

Ivan-Manudo dijo...

se positiva, ten fé, y veras como todo sale bien.

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Mi chiquita, no tengo mucho que decir. Tal vez por que no hay palabras justas, por que no las encuentro.

Solo puedo decir que has sido una mujer muy valiente a quien admiro muchisimo a pesar de no conocerte.

Trata de disfrutar este tiempo a la par de ella. Disfrútalo al máximo. Por que esos momentos quedarán para siempre en tu memoria.

Un gran abrazo mi niña.
Mis oraciones estan con vos y tu mamá.

El autor dijo...

Es difícil el compartir los últimos momentos de aquellas personas que lo dieron el todo por nosotros. Yo hace ya casi 3 meses perdí a mi padre por problemas de insuficiencia renal y de la diabetes. Fue un proceso demasiado duro, muchas veces no se encuentra de donde sacar las fuerzas para seguir, pero debemos dar hasta lo imposible por ellos, en especial porque ellos nos dieron la vida, las lagrimas y el dolor tendrán lugar para después, hay que aprovechar los últimos momentos, estos son los mas difíciles pero son los que cuentan mas, el apoyo y la calidad de vida dado es algo que siempre será recordado por ellos, el estar allí para ellos y saber que aun en esos estados ellos buscan el reconfortarnos, y siempre estarán orgullosos de nosotros a pesar de nuestros errores.

Pueden que al final no los veamos, pero Ellos siempre estarán en nuestro corazón, debemos de ser un motivo de orgullo para ellos, como el que ya Tu eres al dedicar estos momentos difíciles a tu madre. Es difícil sobrellevar la perdida, no te miento, pero Ellos siempre nos darán fuerza para seguir hacia adelante y levantarnos cuando estemos decaidos.

Que Dios te de sabiduría y serenidad a usted y su familia.

Amorexia. dijo...

lloro contigo, te envio un abrazo de el alma y las fuerzas que puedo enviarte, sé lo dificil que es esto. A mi mamá la operan el lunes y la verdad este post tuyo me ha golpeado, cada quien con su tragedia. ya habra tiempo para llorar, de momento aqui te dejo esto que no sirve de nada, y un abrazo de el alma.

Mae Moto dijo...

Hola, leí este post porque Heidy nos pidió palabras de consuelo a los twitteros.

Yo no soy de esas personas que creen en Dios, pero si entiendo por lo que pasas. Tienes una hermosa persona a tu lado, y de repente ya nada es igual.

En los hospitales se sufre mucho, a cambio de una esperanza de prologar tu vida. Creo que deberías tratar de ser fuerte, luchar por una causa, el bienestar de tu madre.

Tambien recuerda que la mision de toda madre, es darle una vida hermosa a sus hijos, trata de no amargarte la vida para que tu mami cumpla su mision.

Tenemos que recordar que la vida no es para siempre, y de verdad espero que tus problemas se resuelvan pronto ojala, y sino, que por lo menos termine el sufrimiento.

Edwin dijo...

No quiero unirme a la lista de gente que se lamenta por la difícil situación en la que se encuentra tu mamá, por lo que mi comentario es de apoyo a vos.

La fuerza que necesitas para salir adelante en estos momentos está precisamente en el cariño y aprecio que le tenés a ella. Los buenos momentos del pasado que han vivido juntas, más que alimentar la amargura del presente, deben ser tu fortaleza ahora.

De igual manera, tu novio ciertamente te apoya y te acompaña, por lo que por ahí también tenés otro pilar.

Y creas o no, siempre encontrarás la fuerza para salir adelante, venga de Arriba o de acá abajo.

Desde acá va para Arriba una oración por vos y por tu mamá.

Saludos,

psicotiko dijo...

No creo que en este momento las palabras de consuelo ayuden mucho, se que sin importar las palabras en este momento el dolor no desaparece.

Solo te puedo desear fuerzas para afrontar este momento.

Tengo amigos en la clínica del dolor y se que ellos te van a ayudar.

Solo te deseo fuerza y te brindo mi apoyo, adelante, enojate y llora si es lo que necesitas.

andrés dijo...

Uno de los mejores post que he leido. nadie puede saber lo que estas sintiendo y el sacrificio que haces por quien es el amor de tu vida. Conforme leia no pude evitar pensar cuando mi madre caiga en enfermedad, en sus ultimos dias, como serian... es algo que prefiero no pensar y espero que falte demasiado para ese dia.

No hay palabras que te puedan ayudar, que te den consuelo. No hay nada que podamos hacer, no podemos retroceder el tiempo lo unico que podemos es disfrutar los momentos y enfrenatr al situacion con valor como tu lo haces.

Mis respetos para vos y mi cariño para tu madre. Te dejo un fuerte abrazo.

Terox dijo...

Es muy bueno que tu novio te acompañe... así como vos sos extraordinaria con tu mamá, no es cualquiera el que se mete a algo así...

WOLVERINE dijo...

Yo tampoco tengo mucho que decirte, ya todos comentaron y hasta usaron algunas frases que iba a decir por que una sitaciòn asì amerita todo el apoyo posible, me gustarìa poder decirte que "tranquila ya veràs que todo va a salir bien, dejalo en manos de Dios"

Pero ambos sabemos que nosotros estamos sujetos a la voluntad de Dios y no al revez, nunca he podido comprender claramente el gran amor de Dios ni mucho menos el por que permite que pasen cosas malas en la vida de los hombres, eso no lo puedo comprender, lo que si puedo comprender es que Dios estuvo presente en varias ocasiones para proteger milagrosamente mi vida de morir bajo las ruedas de un carro, o morir aplastado por unos gigantescos estantes con quintales de productos farmaceuticos que derribe accidentalmente con un montacargas, puedo estar seguro que cuando era muy niño fuè el mismo Dios que evitò que fuera violado por desconocidos en unos cafetales y en las montañas, el mismo Dios que impidiò que me ahogara cuando era niño en un rìo, eso si lo comprendo y lo sè con todo el corazòn que solamente por que existe un Dios con mucho amor me protegiò en todos esos oscuros momentos de mi vida, claro que pasè por otras situaciones dificiles y dolorosas sin embargo aùn sigo eternamente agradecido con Dios aunque no comprendo su voluntad ni el por que del sufrimiento en este mundo, la mayorìa de enfermedades y desgracias en este mundo tienen sus raices en las manos de los hombres y mujeres que no hemos aprendido amarnos los unos a los otros, y comprender que el mal del projimo tambien es nuestro mal y de alguna manera acaba afectandonos, hasta que aprendamos màs sobre el amor y a compartirlo el mundo va a seguir siendo un lugar dificil para vivir, pero guiados con la ayuda de Dios las cargas de esta vida se hacen mas livianas y el camino màs llano y amigable, y al final del camino si no perdemos la esperanza lo veremos a Èl cara a cara y enjugarà cada lagrima de nuestra cara y nos reunirà de nuevo con nuestros seres amados en un mundo mejor para todos.

Te pido perdòn y disculpas por lo largo de mi comentario, por lo general soy muy expontaneo y charlatan, rara vez me siento a escribir algo que salga de mi corazòn.

De vez en cuando voy a venir a tu blog a dejarte buenos deseos.

Salu2 de alguien quien te brinda su amistad y apoyo.

Grace dijo...

Rosita,

Sabes que te amo demasiado. Quiero estar con vos estos momentos, trate de llamarte pero tenias el cel apagado. Seguire intentando comunicarme con vos, si no por fa avisame que necesitas, LO QUE SEA!!!!
Un abrazote en la distancia para vos y para tu mami.

WOLVERINE dijo...

Aquì de nuevo pasando a saludar y desearle que tengas un buen descanso esta noche y que sueñes con los angelitos.

Salu2 de WOLVERINE.

Carolina Quirós Astorga dijo...

No tengo las palabras necesarias, porque no hay palabras que reconforten ese dolor que sientes, no se de donde eres ni tampoco quien eres, pero creeme que estas en mis oraciones, porque lo que estas haciendo ahora Dios te lo va a recompensar.

Dios tiene un proposito para tu vida, pero aunque aveces duela debemos entender que todo sucede porque tiene que pasar, y que no hay prueba mas grande que no logremos superar.

Adelante, yo se que es dificil pero la vida debe de continuar...

rolomax dijo...

hola ud sabe que en el 2002 yo pase lago similar, mi madre murio el 30 de abril, ten fuerza, y recuerda que ella vivira en tus recuerdos y en sus ensenanzas...

Mujer de Maiz dijo...

Yo siempre he pensado que si una persona esta sufriendo demasiado es mejor pedirle a Dios (o como se llame) que acabe con su agonia lo mas pronto posible. Cuando se llega a ese estado, como suele suceder con el cáncer, ya la vida no es vida. Suena raro, pero que bueno que tu mamita ya pudo descansar en paz, porque donde esta ya no hay dolor ni miedo. Que duro es enfrentar una enfermedad, la gente tiende a olvidarse que los cuidadores tienen que lidiar con el dolor ajeno y el propio.
Como ya te dije en otro post, te admiro de verdad...alguien me dijo una vez que las pruebas mas duras se le presentan a la gente que puede soportarlas, vos definitivamente tenes los huevos :)