martes, marzo 29, 2005

Sobre consituciones y leyes (o qué facil es matar a un cristiano!)

Voy caminando por la calle. Agarrando mi bolso para evitar que mi distracción cotidiana llame la atención de algún pintica. Una gringa está con cara de desesperación. Una chica de mi edad. La acaban de asaltar.
Llego a la casa (a la cual le abrieron una verja para meterse al jardin y robarse una maceta) y en las noticas, un piedrero mata a un muchacho porque no le da 100 colones. Claro. El compita tiene un amplio historial. Homicidios incluidos.
Un grupo de antisociales asalta un Banco estatal. Hay muertos y rehenes. Todos tienen historial delectivo. Pero todos disfrutan de las grandiosas libertades de mi maravilloso país de derecho, donde todos son inocentes y libres aunque se demuestre lo contrario!! Con leyes que datan del siglo pasado, con penas y procedimientos para la aldea rural que era Costa Rica hace 50 años.
Donde quien se defiende es más probable que vaya para la cárcel, y quien te agrede seguira viviendo a costa tuya!! Por que si, si igual lo meten preso, YO pagaré por su estadía en la cárcel.
Alguien me dijo que ya no estaba seguro de si la violencia no era la solución. Que las leyes antiguas, las leyes del Taleón, del ojo por ojo, podrían probarse hoy en día. Después de todo, por mas cruel que parezcan, encierra el pricipio de "si no quieres ser herido, no hieras a los demás".
Una leyenda urbana dice que Figueres padre tenía la idea de poner a los presos a construir y reparar la infraestructura del país. Que se ganaran su derecho a vivir, a comer y a dormir. A la pregunta de qué haría si alguno quisiera escapar, Don Pepe respondió: "Le metemos un balazo. Estoy seguro que nadie más se escapa".

Que sabios eran nuestros padres patrios!!

miércoles, marzo 23, 2005

Mi monumento favorito

He estado pensando en cuál es el monumento más bonito de la capital pra ir a guindarme como [email protected] y protestar - o llamar la atención- por la primera estupidez que se me ocurra.

Bueno. En realidad, es mi derecho a protestar contra todo aquello que atente contra mis gustos y creencias. Pero si me pusiera a reclamar por todo aquello que me parece injusto o ridículo, no me alcanzarían los monumentos.

Por dicha, cuento con los señores bomberos (a los que les hago un favor, ya que no hay tantos incendios como para qqe estén ocupados. Les estoy dando trabajo!!), los policías y la benemérita Cruz Roja (que está en todos lados presente y aún no entiendo cómo el Estado no le convida ni un cinco) para que me bajen cuando me de hambre.

Claro, que espero el mismo trato que le dan a otras personas que se guindan de los monumentos nacionales, a pesar de que mis protestas no serían necesariamente sobre religión....

Me encanta vivir en un país de derecho...

Gloriaaaaa, papi ya llegó (y tiene hambre!)

Ah...nada como el calorcito del hogar. Las pantuflas de algodón que te robaste de aquel hotel en Francia, el sillon reclinable de la Artística. El amor de tus seres queridos.... Atrás quedaron las incomodidades de la cárcel...ese lugar feo sin mucha ventilación y donde no sirven salmon ahumado...

Pero de nuevo en casa... Digo, valen la pena los 200 millones de colones de fianza...de por sí, estaban a mano... ¿Ah, no?...Es que yo pense que... Claro!! Hubo que financiar el libro de foticas de Gloria Jr (el que en la Libreria Internacional cuesta como 45 000), y !la boda!! ¿Cómo se me olvidó la boda de la niña? Si la fiesta terminó al día siguiente...

Me alegra que antes de que te metieran preso, pudieras disfrutar de tu (mal / bien habido) dinero. Claro, si hubieses tenido un poco de sabiduría, como toda buena persona, hubieras invertido en algunos Certificados de Ahorro a Plazo (inembargables, excepto por Pensión Alimenticia...), que ahora le hubieran salvado la tanda a tus familiares, quienes no tendrian que haber corrido a ver quién les prestaba la platilla pa` la fianza. En fin, igual estoy [email protected] que siempre hay algún buen samaritano dispuesto a mantener siempre vivo el buen nombre del Socialcristianismo.

"Detrás de cada expediente (judicial), hay una familia que sufre..." (y que disfrutó...)