domingo, octubre 30, 2005

I don´t wanna grow up...

Cuando uno llega a cierta cantidad de años, por "default" tiende a caer en una serie de estereotipos acerca de lo que es ser grande.

Algunos ansían con deseperación alguna reunión de colegio para poder alardear de lo que ha sido de su vida, o mejor dicho, ver quién está peor que uno.

A cierta edad es normal que la mayoría de esos comprañeros tengan hijos -casados o no-, tengan un negocio propio o al menos tengan que vestir de traje formal para poder pagar todas las "jaranas" en las uqe se han metido. [email protected] ya están calvos, otros panzones o flácidos; y el stress es el mejor estandarte de que ahora si la cosa es en serio.

En fin...llegar a cierta edad implica para muchos, perder la juventud...pero no por fuera, si no por dentro. Porque ya no hay espacio para las travesuras, ni para los juegos, ni los "despelotes". Eso es una inmadurez. Y por desgracia para ellos, algunos nos rehusamos a pensar que crecer es sinónimo de marchitarse. Que madurar es apaciguarse y resignarse a que el camino ahora es cuesta abajo hacia la monotonía.

Dicen que la vida pierde su sentido cuando dejamos morir a ese niño interior. Yo rehuso pensar que algún día no disfrutaré ir al Parque de Diversiones como lo hice ayer, y emocionarme cuando mi novio y yo cambiamos los tiqueticos que nos ganamos en el skee ball. O que no voy a poner cara de bruta feliz y saludar por la ventana a todo aquel que se me atreviese cuando me monto en el tren, como la semana pasada.

Afortunadamente, creo que cada vez hay un grupo más grande de gente que se rehusa a crecer a la "vieja usanza"; y se permite de vez en cuando hacer chiquilladas.

Aunque se me acaba de ocurrir que tal vez hay algo de la "vida de adulto" que nos da miedo enfrentar. Desde las responsabilidades familiares hasta las responsabilidades políticas y sociales....

Antes, cuando teníamos inocencia, todo era más fácil.

jueves, octubre 27, 2005

Se me quebrò la rotula...

...Y se estallò la llanta...se aflojo el amortiguador....

Mi mamà siempe dice (no se a quièn le robó la frase) de que el estado de un pueblo se refleja en el estado de sus calles.... muy sabia mi mama... Realmente estamos jodidos..despedazados... desmoronándonos cada día màs y llevàndonos en la tira a otros.

Y es que es sencillamente evidente cuando abrimos el periòdico.. cada dìa màs robos, cada dìa mas violaciones y muertos. Cada dia el pobre recibe otro golpe a su bolsillo...

Y tengo la sospecha de que la soluciòn casi que està en las mismas manos... Si. La sociedad está jodida y el cambio està en nosotros..pero cómo cambiar si no nos dan las herramientas para hacerlo??? Igual. De por si. Estos 4 años de martirio estàn llegando a su fin y no hay necesidad de parte del gobierno de congraciarse con la sociedad civil...eso que le toque al pobre diablo que quede de presidente....

En mi casa estamos haciendo arreglos. Hay algunas pilas de escombros.. con mucho gusto se los cedo para que puedan contribuir a arreglar ese hueco cerca de ustedes!! (yo sé que lo tienen....)

sábado, octubre 01, 2005

con las manos atadas...

Heidy embarazada...pobre niña de 8 años que perdiò la inocencia. No sabemos en manos de quièn... pero si que es un caso màs de abuso de menores.

El polvorìn que levantò el anuncio de Heidy embarazada es una muestra màs de lo agazapados (o ignorantes?) que somos los ticos. Es querer tapar el sol con un dedo, ignorar una realidad o señalar siempre a ciertos sectores como culpables. Claro. Todos pensaron inmediatamente en el Abuelo.

El abuso de menores no es sòlo perpetrado por gente grande. Hay menores que tambièn abusan de otros menores. Y no solo lo cometen hombres. Tambièn hay mujeres que lo hacen. Tampoco es solo gente de bajos recursos. Muchos andan cuello blanco..

Antes, nos hablaban de no caminar a ciertas horas por ciertos lugares, porque nos salìa el sàtiro. Hoy hay mil y una maneras de que los abusadores se salgan con las suyas.

Ayer veìa nosticas Repretel. Una funcionaria de un centro de ayuda para menores se metiò a un chat en Internet y se hizo pasar por una menor de 13 años. En menos de 10 minutos, habìa alguien que dijo tener 35 años y trabajar para el Gobierno, haciéndole proposiciones, ofreciéndole regalos, sugiriéndole que podìan ser novios y diciéndole que le dijera el colegio en el que estaba para ir a recogerla. Esto a pesar de que la funcionaria le recalcaba la diferencia de edad.

Sentì tanto odio y tanta impotencia. Qué puede hacer uno en contra de estos enfermos? Qué hacen las leyes??

Y mientras, la gente se escandaliza por un dibujo animado.